Este chaval aprovecha que su madre se ha quedado enganchada entre dos mesas y abusa sexualmente de ella, pero atentos amigos que lo mejor de todo es que a ella le encanta. Lo normal en estas situaciones es que la madre acabe pegando gritos, incluso llorando al verse violada por su propio hijo, pero ese no es el caso, a esta pedazo de guarra le encanta que su hijo le clave la verga sin preguntar, hasta llegamos a pensar que se ha quedado allí atascada a propósito, uhm, no se no se, lo que esta claro es que la madre es toda una puta y tiene lo que se merece

(78208)

Category:

Madres e Hijos

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*